¿Sociedad de iguales o de proporcionalmente desiguales?
enero 19, 2019
La historia del helado: ¡culinaria también es cultura!
enero 26, 2019

Benedicto XVI recibe a los Heraldos

Año XVII, nº 186, Enero 2019

 

 

1.- Escriben los lectores
2.- Verdaderamente bienaventurada, escogida entre todas (Editorial) 
3.- La voz de los Papas –  Tres regalos llenos de simbolismo
4.- Comentario al Evangelio –  La fuerza de la Palabra
5.- Benedicto XVI y Mons. João – Un vínculo que perdura y se fortalece
6.- ¿Por qué el Señor vino a ser bautizado?
7.-  La gloria excelsa de María Santísima
8.- Madre de Dios y Madre nuestra
9.-  Santa Rafaela María del Sagrado Corazón – El
amargo cáliz del abandono
10.- Testimonios – Señales sensibles de la gracia
11.- Heraldos en el mundo
12.- Sucedió en la Iglesia y en el mundo
13.- Historia para niños…  El valor de la espera y del abandono
14.- Los santos de cada día
15.- Como una semilla… 


Voz de los Papas

 Tres regalos llenos de simbolismo

Tengamos gran temor de los preceptos de Dios a fin de
que celebremos verdaderamente su solemne fiesta,
pues el dolor que inspira el pecado cometido es sacrificio agradable a Dios.


Comentario al Evangelio – III Domingo del tiempo ordinario

La fuerza de la palabra

 

Msgr-João-Scognamiglio-Clá-Dias

Mons. João S. Clá Dias, EP


El  mundo actual se ha convertido en una inmensa Nazaret. Para salvarlo es necesario presentar la Palabra de Dios con toda su fuerza y hacer que experimente la felicidad que sólo la gracia puede darnos.


 Benedicto XVI y Mons. João
Un vínculo que perdura y se fortalece

 

Cuando Benedicto XVI subió al solio pontificio, los vínculos que los Heraldos del Evangelio y su fundador tenían con el Sucesor de San Pedro se volvieron indisolubles.
En recientes visitas a él en el Vaticano, fue posible comprobar la fuerza de esa unión de personas y de misión. 


La gloria excelsa de María Santísima!

Colocada en lo alto del universo y conteniendo en sí toda la belleza de las meras criaturas, la Santísima Virgen es el enganche de oro que une la Creación al divino Redentor. ¿Cuál es su papel junto a cada uno de nosotros?


Historia para niños… o para adultos llenos de fé

El valor de la espera y del abandono

 

Cuando ya estaba decepcionada y resignada con su triste estado, Susana oyó una voz diferente de las demás: dulce, atrayente, al mismo tiempo desbordante de nobleza y seriedad. ¿De quién sería aquella voz?


Ella está dispuesta a abrazarnos, a acogernos en su regazo, a protegernos;
ya sea contra la maldad de los hombres, ya sea contra la maldad procedente
del Infierno. En fin, ¡está dispuesta a hacer
de todo por nosotros! 

 Mons. João Sconamiglio Cla Dias  )


¡Suscríbase!

Si desea recibir mensualmente un ejemplar de la Revista Heraldos del Evangelio en su hogar haga clic en el botón.

¡Suscribase!

comparta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *