Obispo emérito de Lorena: “Me llevo una lección; el ejemplo de santidad de vida que los Heraldos del Evangelio dan a todos los pueblos”

La venganza de los mediocres…
enero 27, 2022
Plinio Corrêa de Oliveira – Ofrecimiento aceptado por la Providencia
febrero 3, 2022
Obispo emérito de Lorena: “Me llevo una lección; el ejemplo de santidad de vida que los Heraldos del Evangelio dan a todos los pueblos”

Aula magna y Misa de Mons. Benedito Beni dos Santos abren el curso escolar en los Institutos de Filosofía y Teología de los Heraldos del Evangelio.


Redacción (Gaudium Press) El Obispo Emérito de Lorena, Brasil, Mons. Benedito Beni dos Santos, inauguró el año académico 2022 para más de 80 estudiantes en Filosofía y Teología del Instituto Teológico Santo Tomás de Aquino y el Instituto Filosófico Aristotélico-Tomista. [1], el pasado 28 de enero, memoria de Santo Tomás de Aquino, patrono de ambos institutos. El lugar elegido para el encuentro fue la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, en Caieiras, Brasil.

Prueba de una gran sabiduría

El tema propuesto por Monseñor Beni para el aula magna fue el Divino Espíritu Santo. Profundo y al mismo tiempo accesible, el obispo emérito no sólo mostró admirables conocimientos en las áreas de pneumatología, mariología, eclesiología y Escritura, sino que animó y abrió horizontes a quienes estaban allí para un año más de estudios.

En el mismo encuentro participaron aproximadamente 20 doctores y maestros en Filosofía, Teología y Derecho Canónico.

Defensor en la persecución: Él “no preserva de las aflicciones, sino que da fuerzas para sobrellevarlas”

En el desarrollo del tema elegido, Mons. Benedito abordó la relación del Espíritu Santo con el Padre y el Hijo en la Santísima Trinidad. Habló también de las relaciones del Paráclito con los carismas dentro de la Iglesia, con la Virgen María y con el Apóstol San Pablo, mostrando cómo el Paráclito, es decir, el Abogado, el Defensor, siempre protegió e indicó el camino correcto ante las persecuciones: “El Espíritu Santo no preserva del sufrimiento, sino que da fuerza para soportarlo”, comentó monseñor Beni.

“Llevo una lección conmigo”

Tras la conferencia, Monseñor Benedito Beni presidió la celebración solemne de la Santa Misa. El coro internacional de los Heraldos del Evangelio estuvo presente y enriqueció la liturgia con cantos gregorianos y polifónicos. Al final de la ceremonia, luego de las palabras de agradecimiento y elogio del Padre Alex de Brito, EP, el Obispo Emérito de Lorena se dirigió a todos con palabras que marcaron el encuentro: “Me llevo una lección: el ejemplo de santidad de vida que los Heraldos del Evangelio dan a todos los pueblos”.

Por Cícero Leite

[1] ITTA-IFAT: Instituto Teológico Santo Tomás de Aquino e Instituto Filosófico Aristotélico-Tomista.

comparta:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Desea recibir mensajes de Fe?